Contaminación El Salto
Cascada "El Salto de Juanacatlán" Río Santiago. Crédito: Arquímides Flores.

"Hablando de una estrategia integral, que supuestamente es por los riesgos a la salud que existen, no se está invirtiendo lo suficiente [en salud] de parte del gobierno del estado." Un Salto de Vida, AC

Otro ejercicio de simulación del Gobierno del Estado, entrevista con Un Salto de Vida AC

Andrés de la Peña Subacius

Follow @andres_dlap

Guadalajara, Jal., 10 de octubre, 2020 — Al inicio de la presente administración, Jalisco lanzó la “estrategia integral” nombrada “Revivamos el Río Santiago”, que considera 6 ejes estratégicos para recuperar el río. En entrevista con Periódico Ambiental Jalisco, dos integrantes de la organización de la sociedad civil “Un Salto de Vida”, Alan y Sofía, compartieron la perspectiva de esta asociación ecologista de El Salto respecto al nuevo plan.

El primer Informe General de Gobernanza de la estrategia, publicado en mayo, recuenta los avances y las mesas de trabajo que se organizaron. El informe presume haber generado apoyo entre la academia, la sociedad civil y el sector productivo. El Secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Sergio Graf Montero, insistió en este punto durante una entrevista, mencionando la colaboración con “21 organizaciones de la sociedad civil (incluyendo a Un Salto de Vida específicamente), 40 investigadores de diversas instituciones [...] y 17 organismos gremiales.”

“Una de las cosas que Sergio Graf menciona es que Un Salto de Vida está en la estrategia de Revive el Río Santiago ¿Cuál ha sido su rol en la estrategia? ¿No debió de decir eso? ¿Es verdad?”

“Pues es una verdad parcial y a modo que utiliza no solo él, sino todas las instancias del gobierno del estado, porque sí hemos sido partícipes de todas las mesas a las que han convocado. De hecho, desde antes de la conformación de las mesas ya habíamos tenido un par de reuniones [...] incluso antes de que fueran gobierno ya nos habíamos reunido.”

[...]

“A partir de ahí [se generó un contacto con Sergio Graf] y aquí te va el primer desencuentro: ellos nos dijeron que tenían la intención de generar la estrategia con nosotros, con especialistas, etc. Al preguntarle qué es lo que había, que si ya tenían una propuesta elaborada [...] nos dijeron que no, que no tenían nada, y ahí quedó. A los pocos días que fue que tomó posesión [Enrique Alfaro Ramírez] y se presentó acá en Juanacatlán, y nos invitaron a presenciar el acto [...] para nuestra sorpresa, ya tenían construido el proyecto.”

La estrategia se presentó completa, con 57 acciones y un presupuesto, el 7 de diciembre de 2018 como “Plan Integral de Saneamiento y Rescate”. Según el informe de gobernanza, que presume el codiseño en la planeación, la primera mesa con sociedad no fue sino hasta el 27 de marzo de 2019. Esta primera mesa no se celebró sino dos meses después de que Un Salto de Vida y más de 50 investigadores demandaran que se organizara una consulta.

“Pero estas acciones que se plantearon desde el inicio y los presupuestos no se modificaron con los resultados de las mesas de trabajo” es lo que denuncia Alan, y continúa respecto a las mesas en sí: “como estrategia de gobernanza, en resúmen, es una simulación”. Lo que reclama Un Salto de Vida respecto a la estrategia es que, incluso en materiales recientes, están ”las mismas acciones que anunciaron desde diciembre de 2018, y lo único que modificaron fue su lenguaje y su discurso público sobre cómo adornar este mecanismo que ellos ya habían establecido antes de trabajar con nosotros.”

[...]

“Hemos participado, pero la participación no se ha reflejado en las decisiones que ellos han tomado. En las políticas que ya están implementándose pues no hay un involucramiento directo, osea: no hay una aprobación una discusión de fondo, nada. Solamente hay espacios donde se dialoga y ellos deciden si tiran a la basura lo que decimos, si lo adornan discursivamente o si simplemente lo ignoran.”

Algunas de las promesas que hacen [específicamente, el secretario de Salud, Alfonso Petersen] es poner un nefrólogo de base; también tienen esto del programa “Médicos de Barrio” y se promete un estudio estadístico de morbilidad y mortalidad con datos de los Centros de Salud. Esto de los médicos en todos los municipios, de los centros de salud rehabilitados, y de la estadística transparente: ¿Ustedes lo han visto? ¿Saben si se ha cumplido con este compromiso de atención médica?

“Hablando de una estrategia integral, que supuestamente es por los riesgos a la salud que existen, no se está invirtiendo lo suficiente [en salud] de parte del gobierno del estado. Aquí están los montos: se van a gastar, en esto de detección temprana y registro de enfermedades relacionadas a la contaminación, 1 millón 700 mil pesos [aunque el gobierno del estado solo terminó gastando 1 millón 610 mil pesos], supuestamente.”

“Osea, eso es nada. Ese es el dinero que le van a pagar a la Universidad de Guadalajara por que haga el tamizaje [detección de enfermedades situadas geográficamente], al doctor Felipe Lozano. La acreditación de centros de salud se lleva casi la totalidad de la inversión [...] pero no va para atención médica.”

¿Y los médicos de barrio?

“Para atención es la cobertura de servicios médicos, es médicos de barrio, pero fíjate cuánto es; es 1 millón 500 mil pesos que van destinados a una atención primaria, a una atención preventiva sobre todo. Pero tampoco tienen la capacidad, no tienen los equipos, y no tienen los medicamentos porque no tienen diagnóstico. Entonces, esta cobertura de médicos de barrio es como un primer contacto de un médico que va por las calles; y son campañas que hacen y duran [poco].”

“Yo sí los llegué a ver por aquí. No sé, quizá una semana trabajando y se van a otro municipio, etcétera. Pero pues no es la cobertura de servicios médicos especializados que se requieren por el tipo de enfermedades. Pues es, yo creo, que otro ejercicio de simulación del gobierno del Estado.”

En un comunicado reciente (posterior al Informe General de Gobernanza), el gobierno de Jalisco publicó el presupuesto que se habría empleado para distintas acciones en los 6 ejes de la estrategia. Ciertamente, al eje de gobernanza no se le asignó un presupuesto, y los ejes de patrimonio natural y cultura de la legalidad apenas figuraron. El eje de salud vio una erogación de 43 millones de pesos, de los cuales 40 millones se dedicaron a acreditar Centros de Salud mientras que solo 3 se dedicaron a detección de enfermedades (tamizaje por parte de la Universidad de Guadalajara) y a atención médica (Médicos de Barrio).

Campo contaminado
Presupuesto por eje estratégico; elaboración propia con datos del gobierno de Jalisco

Una de las promesas en la macroexcursión, particularmente de parte de Patricia Martínez Barba (a cargo de la Coordinación de Gestión del Territorio) y Sergio Graf es que se firmaría un convenio con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). Lo que supuestamente se pretendía con aquel convenio sería comunicar al gobierno de Jalisco con SEMARNAT para que la entidad pudiera denunciar más fácilmente a industrias que incumplieran con la normatividad ambiental. Una reunión se dio entre Patricia Martínez Barba, Victor Manuel Toledo (entonces secretario de SEMARNAT), Sergio Graf y otros funcionarios. Tras la reunión, anunciaron una colaboración pero nunca se publicó un convenio por escrito.

¿Ustedes tienen información de qué se acordó entre Patricia Martínez y Víctor Toledo?

“Ellos [la administración jalisciense] lo que buscaban era presentarles todo el proyecto y decirles “miren, su papel [de SEMARNAT] en nuestro proyecto está aquí y está aquí”, que era, en las atribuciones de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA): de CONAGUA para inspección de concesiones de extracción y descarga y de PROFEPA para inspección de descargas.”

“De CONAGUA son concesiones de extracción y descarga, y las atribuciones de PROFEPA son vigilancia, sanciones por no cumplir con la normatividad, y clausuras, incluso.”

¿Saben si hubo o no hubo un convenio?

“Lo que yo tengo entendido, por la propia voz del secretario Sergio Graf, es que no les firmaron el convenio. PROFEPA y CONAGUA no quisieron ceder atribuciones. Es cierto que lo pidieron y es cierto que lo solicitaron y la federación se los negó.”

Sin embargo, los integrantes del colectivo estimaron que este avance dificultoso del convenio no fue necesariamente por voluntad de Víctor Manuel Toledo sino por reticencia de las direcciones de CONAGUA (Blanca Jiménez Cisneros) y PROFEPA (Blanca Alicia Mendoza).

Hablando de la titularidad de la SEMARNAT. ¿Ustedes cómo ven? ¿Saben con seguridad si Toledo se fue por cuestiones de salud o si lo “fueron”?

“Pues yo creo que Toledo... habló más de lo que hizo. Tenía un discurso muy crítico, pero yo creo que desperdició la oportunidad que tuvo de modificar muchas cosas en poco tiempo, porque él sabía [...] que no iba a durar todo el sexenio [por sus problemas de salud]”

[...]

“Las cosas buenas que yo creo que hizo, y que ahí quedan, fueron tres: esta búsqueda de los decretos presidenciales para buscar la prohibición del glifosato y los 80 plaguicidas; por lo menos discursivamente posicionó el tema del río Santiago y de las otras 5 regiones de emergencia ambiental que llamó “infiernos ambientales”, pero tampoco lo hizo porque le salió la buena voluntad, también fue por un proceso informativo que realizamos con el toxitour; la otra cosa buena que hizo, yo creo que fue el desnudar las contradicciones de la 4T”

¿Qué lectura le dan a Maria Luisa albores, es un cambio para bien o es un cambio para mal en términos del río Santiago?

“Fue como la salida amable o conciliadora [por contraste con Toledo] que buscó López Obrador con el lobby agroindustrial, el lobby del glifosato [considerando que Toledo fue amenazado poco antes de su salida], y con la extrema derecha de su gobierno [...] como que fue la consignación de “bueno, voy a sacarles a este que les está haciendo ruido” y meter a alguien que pueda [...] no tener un discurso tan confrontativo”

A pesar de que Toledo había dado resultados, Alan consideró que “La salida de Toledo podría ser positiva con la llegada de esta secretaria. No nos esperanza, no confiamos: es el Estado, son los intereses del capital, que siempre van a estar por encima de las poblaciones y de los territorios. Pero, en términos del trabajo colaborativo que se pretende hacer a nivel federal, que ya llevamos encaminado, puede ser, puede ser, no es seguro, pero puede ser favorable porque ella [Maria Luisa Albores], a diferencia de Toledo, sí tiene un pasado de trabajo comunitario. Toledo puede ser un académico; crítico, pero era un académico.”

Finalmente, sobre Maria Luisa Albores, Alan concluye: “esta señora tiene un pasado previo a su incorporación a las filas de MORENA y de la 4T, un pasado de involucramiento con comunidades indígenas y campesinas del norte de Puebla [...] puede ser que resulte bien esta incorporación y esta salida de TOledo”

¿Cuál es la salida que ustedes le ven ustedes al problema del río Santiago? ¿Cuál es la alternativa que ustedes proponen? ¿Hay algo que quieran añadir para cerrar?

“Yo creo que entre las cosas que pedimos, una de las principales es que se declare la zona de emergencia ambiental y sanitaria para que se atienda de manera inmediata a los enfermos, a la gente que ya ha tenido una afectación por la contaminación, y que además esto frene a las nuevas inversiones que se dan en el territorio”

Sofía apunta aquí a algo sumamente contradictorio en la estrategia de la administración de Jalisco. Por un lado, se habla de la reconversión económica hacia la sostenibilidad. Por otro lado, el gobierno del Estado ha abierto dos parques industriales para beneficio directo de empresas ─ Vesta y Grupo Pochteca ─ vinculadas directamente (como proveedores) con algunas de las 29 unidades económicas que el mismo gobierno de Jalisco señaló durante la “macroexcursión” por descargar residuos industriales fuera de norma en el río. Es decir, por un lado se restaura el río pero por el otro lado se facilita la inversión de las mismas empresas que se encuentran fuera de norma.

“Además, con esto, están tratando de crecer la zona industrial hacia los territorios que nos permiten, por lo menos, un poco de vida, que es hacia Acatlán, Poncitlán, que aún tienen sus cerros y su vida, y su parte de lo que nos da un poco de agua limpia al municipio de El Salto”

“Luego está lo del basurero Los Laureles [...] y que es toda una maraña política [...] que ya declararon que se iba a clausurar, y nosotros estamos aquí a escasos metros del lugar [se] está trabajando de lado con la empresa CAABSA Eagle para solo cerrar y generar nuevos basureros alrededor de la zona metropolitana [...] Nosotros no estamos cerrando el basurero para que se generen nuevos “Saltos” en otro lugar”

Para concretar la demanda de Un Salto de Vida, Sofía concluye, recordándonos que la contaminación no es solo un “asunto social” sino una cuestión de vida o muerte:

“Pues exigimos un chingo de cosas, pero, por lo menos, que nos dejen vivir tranquilamente, que nos dejen de matar y que dejen de matar a nuestros niños y nuestros jóvenes.”

Otro ejercicio de simulación del Gobierno del Estado, entrevista a Un Salto de Vida, AC por Andrés de la Peña en #AmbientalJalisco está bajo una licencia internacional de Creative Commons CC BY-NC-SA 4.0